VIRALES

generación de cristal:

Vivimos en una época frágil, la era de la apariencia, la era de lo políticamente correcto.

Anhelamos tranquilidad, orden y previsibilidad.

Un objeto frágil no aguantará, ni un terremoto, ni una pérdida, ni el dolor, lo frágil huye del trabajo duro.

Lo frágil evita el daño, el caos, los sucesos, el desorden, las consecuencias imprevistas, la incertidumbre y, por encima de todo, lo frágil es enemigo del tiempo. Lo frágil NO dura, tarde o temprano se rompe, NO tiene legado, SE MUERE.

En el lado opuesto a lo frágil está la fuerza, la resistencia, la aventura, el riesgo y la incertidumbre.

Lo robusto aguanta los choques y sigue igual, es más, mejora. La piel se hace más gruesa, más fuerte, mejor.

“Los tiempos difíciles forjan hombres fuertes, los hombres fuertes crean buenos tiempos, los buenos tiempos crean hombres débiles, los hombres débiles crean tiempos difíciles”.

Vida Pixelada:

Vivimos casi ocho mil millones de personas en este mundo, pero no todos vivimos en la misma realidad.

Vivimos saturados de contenido, ya sea consumiéndolo o incluso creándolo. Se presenta una constante generación de expectativas y eso nos causa ansiedad.  

Sobreabundan los llamados “influencers” pero, ¿quién de ellos verdaderamente tiene una influencia positiva y real? 

Cuida a lo que le estás dando tu tiempo, a lo que le estás dando realidad. Sal de esa eterna ansiedad de un cuerpo desconectado.

¿Redes sociales o redes antisociales? 

Envueltos en ese mundo de píxeles, en una vida pixelada.